El presidente Andrés Manuel López Obrador eliminó el impuesto de importación para vehículos eléctricos nuevos a través de un decreto con validez para lo que resta del sexenio, bajo el argumento de permitir el acceso a tecnologías limpias en beneficio de los consumidores.

El objetivo es que se fomente la creación de una industria nacional para los vehículos eléctricos. En específico, las fracciones arancelarias donde se aplicará la exención son: 

  • Vehículos automóviles eléctricos nuevos que transporte a 10 o más personas
  • Vehículos automóviles eléctricos ligeros nuevos
  • Vehículos automóviles eléctricos nuevos para traslado de mercancía

De acuerdo con el diario Reforma, antes no se detallaban las características de los medios de transporte y se preveían aranceles de entre 15 a 20 por ciento, sin embargo, la reforma prevé que aquellos autos eléctricos usados sí paguen un impuesto de importación de 15 por ciento.

Durante 2019, se vendieron 305 vehículos eléctricos en México, por lo cual el decreto considera necesario un estímulo a la demanda que ayude al cumplimiento del compromiso internacional de la reducción de emisiones por combustibles fósiles.

La eliminación del impuesto a la importación concluirá el 30 de septiembre de 2024, último día del sexenio de AMLO, en caso de que no sea prorrogado el beneficio y con lo cual, los autos eléctricos volverían a pagar de 15 a 20 por ciento de aranceles.

Los vehículos eléctricos e híbridos no pagan tenencia en aquellas entidades donde se recauda el impuesto, sin embargo, las iniciativas para que queden exentos del pago de impuestos federales no han sido respaldadas. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.