Autoridades sanitarias de Cuba iniciaron con los ensayos de aplicación de su vacuna contra el coronavirus Covid-19, la cual lleva el nombre de “Soberana 01“. 

De acuerdo con el reporte de la agencia Granma, la fórmula, desarrollada por el Instituto FInlay de Vacunas, se aplicó en una primera etapa a 20 personas de entre 19 y 59 años, mientras que una semana después la reciben otras 20, pero ahora de los 60 a 80 años. 

En esta primera etapa se aplicarán dos dosis en un periodo de 59 días. A los voluntarios se les harán dos extracciones de sangre: dos intermedias inmediatamente después de la inoculación y dos intermedias, con el objetivo de medir los anticuerpos producidos.

La segunda fase del protocolo arrancará el 11 de septiembre con los ensayos en 676 personas. Según representantes del Instituto FInlay, en su fase preclínica la vacuna registró pocos riesgos, poca incertidumbre y resultados alentadores. 

Los resultados del protocolo no estarán listos hasta enero de 2021, y al cumplirse dicho plazo aún deberán revisarse algunos detalles antes de confirmar su eficacia y posible producción.

Soberana 01” es el candidato vacunal número 30 en el mundo y el primero de Latinoamérica y el Caribe que recibe una autorización para ensayos clínicos.

Imponen medidas estrictas en La Habana para mitigar contagios

Esta semana, el gobierno cubano puso en marcha en La Habana una serie de estrictas medidas por 15 días para acabar con la propagación de bajo nivel, pero persistente, de Covid-19.

Desde las siete de la noche hasta las cinco de la mañana no podrá circular ningún automóvil ni transeúnte por la ciudad, de acuerdo con las nuevas medidas del gobierno. Además, la urbe estará “cerrada” hacia otras provincias en cualquier horario y se instalarán puntos de control para evitar movimientos.

Según las medidas en vigor, los comercios no pueden vender a personas que no sean vecinos de cada municipio —La Habana tiene 15— y deben operar sólo hasta las cuatro de la tarde. 

También se volvió a limitar la asistencia de personas a los puestos de trabajo no esenciales. Los infractores recibirán multas de 3 mil pesos cubanos (3 mil 252 pesos) o se enfrentarán a los tribunales. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.