Lluvias de intensas a moderadas, granizo y actividad eléctrica volvieron ayer a Nuevo León, y se prolongarán por los próximos días.

La entrada del primer frente frio a la entidad, trajo consigo probabilidad de tormentas y un ligero descenso en las temperaturas.

Autoridades de Protección Civil Nuevo León exhortaron a la población a extremar precauciones y permanecer al pendiente de las condiciones del clima.

Vientos fuertes, con rachas de hasta 60 kilómetros por hora, son parte del pronóstico del Sistema Meteorológico Nacional.

“Lluvias moderadas a fuertes, potencial de granizo pequeño, vientos fuertes con ráfagas de hasta 50-60 km/h, además de descargas eléctricas se pronostican”, se informó.

“Los próximos días se incrementa la probabilidad de lluvia”.

Tan solo unos minutos de precipitaciones provocaron encharcamientos, así como caída de árboles y estructuras en diferentes puntos de la ciudad.

Por otro lado, después de presentar valores de hasta  40 grados centígrados al medio día, el termómetro se desplomó alrededor de 10 grados.

Evitar cruzar arroyos, vados, ríos: y no transitar por calles inundadas; no arriesgar la vida cruzando corrientes de agua, conducir con precaución y usar el cinturón de seguridad, están entre las recomendaciones a seguir.

Además de no tocar postes, cajas de luz o cables; no arrojar objetos o basura a la calle; ubicar refugios temporales; tener lámpara y documentos importantes a la mano, y contar con una mochila y botiquín.

Cualquier emergencia reportar al 9-1-1.

Es de destacar que la corporación de auxilio mantiene coordinación y comunicación con los 51 municipios de la entidad para prevenir contingencias.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.