Por Obed Campos

Si Patricio “Pato” Zambrano, en vez de ser palmípedo su apodo fuera el de gallináceo, es decir, fuera “Gallo en lugar de Pato”, otra cosa cacareaba, pero el “Pato” (ahora pintado de verde) es “Pato”, aunque ahora es coordinador estatal del Partido Verde Ecologista de México en Nuevo León con miras a las próximas elecciones.

Fue el dirigente de esa franquicia en Nuevo León, llamada PVEM, Edgar Salvatierra Bachur, quien ayer anunció la adquisición con bombo y platillo, luego de que Zambrano dejara de lado (algunos dicen que salió peleado) la camiseta del Partido del Trabajo, cuyo dueño en México es Beto Anaya.

Si me preguntan, yo les contesto: a mí “El Pato” me cae muy bien. Es un tipo aguerrido pero educado y culto, que podrá hacerle mucho bien al alicaído Verde, que de ecologista tiene lo que yo de físico nuclear.

El lío que veo es histórico: El Verde ya le intentó con una figura más o menos tan popular como el “Pato” en las pasadas elecciones, y fue un fiasco.

Si, hay que recordar que el Verde, propiedad nacional de la familia de Jorge Emilio González Martínez, lanzó como su candidato a Adalberto Madero Quiroga, alias “Maderito” a la alcaldía de Monterrey en las pasadas elecciones con funestos resultados electorales.

Madero se creyó popular, pero… Su pasado, por la funesta administración que encabezó en Monterrey cuando era panista, no se la perdonaron los electores.

Y ahora “Maderito”, por muy bravos comentarios que se graba en video cuando se acuerda que es político y no disfruta de sus millones, levanta el dedo, pero francamente nadie lo pela.

Ojalá y no pase lo mismo con Zambrano quien debe de administrar bien su imagen y su capital político.

¿Que podría gobernar Nuevo León? Los negocios electorales son como el beisbol, esto no se acaba hasta que se acaba, y apenas vamos a mitad del río.

Los analistas ven a dos mujeres ganonas con el movimiento de “Pato”: la diputada local del Verde, Ivonne Bustos Paredes, y la diputada federal, Zulma Espinoza Mata, quienes seguramente buscarán la reelección con esa misma franquicia dizque ecologista y a quienes el prestigio de Zambrano les cae como anillo al dedo, diría el otro…

Solamente me queda una duda: los cuatro alcaldes nuevoleoneses que tenía o tiene ese partido en Nuevo León, ¿seguirán siendo verdes o se volvieron independientes?

Me refiero al alcalde de Cadereyta Jiménez, el sombrerudo Ernesto José Quintanilla Villarreal; al gordito simpático de Los Herreras, Luis Alfonso Tijerina López; al munícipe de Marín, José Santamaría Gutiérrez y al de Hidalgo, Hernán Cortés Lozano.

Ellos supuestamente “renunciaron” a su partido para irse a apoyar la causa independiente, del encarrerado Miguel Ángel Lozano Munguía, quien ya se cree destapado por el dedo elector de Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”.

En una pequeña averiguación a primeras horas de la mañana me dijeron mis contactos que la renuncia de esos cuatro alcaldes fue de dientes para afuera, porque la mayoría buscará reelegirse y (de nuevo) ya no es tiempo de cambiar de caballo a mitad del río.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.