Luego de que padres de familia han manifestado sus dudas y quejas debido a que denuncian que escuelas les han exigido adquirir uniformes para el presente ciclo escolar, a pesar de que las actividades no son presenciales, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) indicó que las presiones de las autoridades escolares son indebidas.

Así lo señaló el titular del organismo, Ricardo Sheffield Padilla, quien destacó que ninguna escuela, aunque sea privada, puede exigir que se compren uniformes o cualquier otro producto, ya que dijo, de hacerlo, los padres pueden denunciar al centro escolar en cuestión.

Entrevistado por el diario Milenio, el funcionario explicó que en el caso específico de los uniformes, no se puede obligar la compra de estos, debido a que la venta de las prendas se trata de un hecho independiente al servicio educativo que contraten los padres, por lo que añadió, no puede condicionarse la educación bajo dicho concepto.

Al destacar que se tratan de servicios diferenciados, Sheffield dijo que aplica el mismo criterio para otras cuestiones como el material educativo o de transporte, de los que insistió, no pueden ser supeditados al ámbito educativo.

En ese sentido, el funcionario destacó que en caso de que algún padre de familia denuncie un acto como el aludido, la Profeco podría proceder en contra del colegio que esté incurriendo en dicha falta.

Cabe destacar que debido a la Emergencia Sanitaria derivada del Covid-19, productores del sector han sufrido importantes pérdidas, toda vez que las clases presenciales no se han reactivado.

De acuerdo con lo indicado en reportes de medios estatales, los empresarios del ramo afirman que debido a la situación, sus ventas se han desplomado de forma dramática, ya que han caído hasta un 80 por ciento y en otros casos, afirman, el golpe ha sido mayor.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.