La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, rechazó que la iniciativa del Congreso capitalino sobre la comida chatarra, no tiene la intención de prohibir su consumo, sino que dijo, busca reducir el consumo de dichos productos entre niñas y niños.

Así lo indicó la mandataria capitalina durante la conferencia de prensa virtual, de este viernes 4 de septiembre, en la cual refirió que incluso los diputados locales, están dispuestos a dialogar con las partes involucradas en el tema en cuestión.

No obstante, en su mensaje insistió en que los objetivos no son los de bloquear la venta de la comida de altos valores calóricos y las bebidas azucaradas, sino que expuso, se está trabajando a favor de poner reglas para que se limite su venta al interior de las escuelas y otros comercios.“Los diputados van a abrir ahí un espacio de diálogo, siempre hay que dialogar, pero no se está prohibiendo. Esencialmente está poniendo una serie de reglas para las escuelas y para la colocación de este tipo de alimentos en las distintas tiendas comerciales, principalmente, de autoservicio”Claudia Sheinbaum

En relación a las medidas que se buscan establecer, Sheinbaum Pardo recordó que el país es el número uno a nivel mundial, en cuanto a diabetes infantil, por lo cual destacó que es de vital importancia de que se implementen políticas públicas a través de las que se pueda controlar el consumo de los productos.

Sin embargo, la jefa de gobierno puntualizó que con es por medio de las acciones planeadas, que se pretende orientar a los menores y todo el mercado en general, para que adopten un consumo moderado.

Cabe recordar que previo a la postura de la mandataria capitalina, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) acusó que es necesario generar un acuerdo consensuado contra la comida chatarra y la prohibición de los productos con alto contenido calórico, más no una ley unilateral que pueda afectar al sector productivo.