Luego de más de cinco meses en que diferentes giros de negocios se vieron en la necesidad de detener sus actividades repercutiendo principalmente en la falta de ingresos para mantener establecimientos, personal y posibilidades de sustentarse a largo plazo, el gobierno del Estado permitió, entre otros,  la reapertura de los gimnasios.

Cabe destacar que la crisis sanitaria provocada por el Covid.19 obligó a que de tres mil negocios de este giro que hay en el estado, aproximadamente el 10 por ciento haya cerrado yade forma definitiva.

Similar a los casinos y centros sociales, los gimnasios estuvieron en pausaal atenerse a una segunda etapa de reactivación económica a nivel estatal que parecía no tener fecha próxima para llevarse a cabo, causando la inquietud de propietarios de estos giros.

Daniel López, de la Asociación Gimnasios Unidos de Nuevo León, señaló que aunque en un principio (en el mes de marzo) los cierres por disposición oficial para evitar contagios fue una buena medida para dar retroceso al índice de personas con Covid-19, los meses posteriores los mantuvieron en seria preocupación por desconocer cuándo sería la fecha de reapertura.

En el largo peregrinar de semanas y meses de inactividad, enviaron diferentes exhortos al Gobierno Estatal para que se les permita reabrir, protestas y marchas en el primer cuadro de la ciudad, así como usar de referencia las medidas aplicadas en gimnasios de diferentes estados de la república, han sido tan solo algunos de los intentos que no han dado resolución a que se les permita continuar con sus actividades.

Aseguró que, aunque la indicación de la Secretaría de Salud era evitar la reactivación de estos espacios deportivospara que no se aglomere gente en lugares cerrados donde comúnmente se expulsa sudor que hace vulnerables a los clientes, han establecido medidas que la misma dependencia de salud ya ha supervisado y que hasta ha logrado su visto bueno, sin embargo, la anuencia de apertura se seguía aplazando.

Dado que se han llevado a cabo inspecciones en más 55 gimnasios en la entidad como parte de una primera etapa para corroborar que cuentan con las medidas de higiene y sanitización adecuadas para llevar a cabo una reapertura, la asociación ve al fin buenas noticias el poder reabrir con determinados protocolos.

“Nosotros les entregamos un protocolo a la Secretaría de Salud y ellos a nosotros también, pero el nuestro estaba más completo. Gracias al protocolo con las iniciales de la asociación, han checado un primer grupo de gimnasios y nos han mencionado que hasta venimos sobrados de protocolo”, señaló Daniel López.

PLANES “B”

Una de las muchas formas de contrarrestar los efectos de la pandemia a los propietarios de gimnasios ha sido, como muchos otros ciudadanos que han padecido la crisis económica, fue  conseguir ingresos a través de una alternativa para poder sustentarse.

Desde poner un puesto de tacos o hotdogs en sus hogares, hasta rentar o poner en venta los aparatos de ejercicio que utilizan en los gimnasios, fueron algunas de las medidas desesperadas para poder sobrevivir a lo largo de estos meses.

Una de las inquietudes principales era que muchos rentan locales para hacer uso de las herramientas de ejercicio, pues con la misma falta de ingreso, algunos no dieron abasto para mantener sus espacios, por lo que terminan desertando por completo su negocio.

Cabe señalar que estados como San Luis Potosí, Querétaro, Hidalgo, Durango, Aguascalientes, Coahuila, Oaxaca, Jalisco, entre otros, son algunos ejemplos de estados que han logrado dar con la reapertura de estos establecimientos con las respectivas medidas de seguridad.

Ayer las autoridades estatales anunciaron modificaciones en el semáforo epidemiológico, lo que permitió la reapertura de gimnasios, cines, casinos y salones de fiesta.

La disposición señala que estos negocios abrirán con capacidad para 30 por ciento y aplica lo mismo para gimnasios que para salones, centros de entretenimiento, cines, entre otros.

No se permitirá el acceso a personas en condición vulnerable, adultos mayores o niños.

“Esto tiene que funcionar”, enfatizó López.

Ahora toca ratificar los protocolos de cada gimnasio, que sean autorizados por las autoridades del IMSS y empezar a abrir con la esperanza de ir recobrando la clientela y por ende, la paulatina reactivación económica de este giro, claro, con las debidas medidas sanitarias que incluyen sana distancia, uso de antibacterial y cubrebocas.

Por meses las cadenas de gimnasios trabajaron en una estrategia para combinar clases en línea con presenciales, en las que prevén continuar con la sana distancia una vez que reanuden actividades.

La Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (AMEGYC) desarrolló un protocolo, a la espera de que se diera luz verde para su operación.

Entre los acuerdos destaca que los gimnasios deberán tener una exhaustiva limpieza en sus establecimientos,  en cada áreasdeportivas, de alimentos, regaderas, baños, piscinas o albercas, así como cuidar la higiene de los trabajadores, además de la sana distancia.

El protocolo, reportó la asociación a través de sus redes sociales, está alineado con las medidas propuestas por diferentes asociaciones deportivas a nivel mundial.

“Hemos actuado con responsabilidad anticipándonos a los escenarios y la reapertura no será excepción”, informó el comunicado firmado por el vocero, Nelson Vargas Basáñez.

A los socios, se dijo, se les solicitó el uso de desinfectante y alcohol en las instalaciones; toallas sanitizantes para limpiar áreas o superficies de contacto común, tener una campaña visual y gráfica con mensaje para llevar acabo las medidas de la emergencia sanitaria, cupo limitado y conservar la higiene.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.