Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

El 2021 resolverá, al menos en Nuevo León, el gran dilema para el Partido Acción Nacional, es decir, sobrevivir como partido o fragmentarse en grupúsculos donde las facciones le disputarán el liderazgo de la marca a Zeferino Salgado y Raúl Gracia. El modelo Chefo-Raúl está agotado, tan es así que buscan en otros partidos candidatos. La candidatura a la gubernatura de Nuevo León ya rebajó la política albiazul, esa candidatura la ofertan como meretriz: la prostitución electoral del partido carece de límites.

La candidatura se la han ofrecido a ciudadanos, como a Carlos Salazar o a Alejandro el Inge Rodríguez; a la expriista Clara Luz Flores; al priista Adrián de la Garza; han evaluado al priista Ildefonso Guajardo; se han acercado con Samuel García y, posiblemente, con Luis Donaldo Colosio. El PAN bajo la dirigencia de Chefo y Gracia ha perdido todo decoro; padrotes, tratan a las candidaturas como putas.

Hay tres factores que pueden modificar las políticas prostitutas del partido: el regreso a la escena pública de Ricardo Anaya, la decisión de Mauricio Fernández por contender por San Pedro, el golpe a la mesa del senador Víctor Fuentes, o se deciden o se deciden. El regreso de Anaya representa, para Nuevo León, el regreso del PAN competitivo, como se demostró en la elección del 2018. El ingreso de Mauricio, obvio, es volver al PAN de abolengo, tradicional, ganador.

El tercer factor es el de Víctor Fuentes quien les dio una senaduría, encima del PRI al que ahora pretenden. Víctor, como panista de toda la vida, es quien mejor está posicionado para la candidatura, no hay otro, ni siquiera Felipe de Jesús Cantú. Porque el tiempo se les viene encima, ayer Víctor jugó su gran carta: o se vuelve a los orígenes democráticos del PAN o se consolida el PAN prostituido de Raúl y Chefo.

¿Qué quieren los panistas? ¿Un PAN expanista? ¿Un PAN empriizado? ¿Un PAN emecizado? Este 2021 el PAN puede dejar de ser la gran marca política que, a pesar de los pesares, todavía es en Nuevo León.