La fracción parlamentaria de Morena en la CDMX propuso trabajo comunitario a quienes dañen monumentos durante manifestaciones.

El legislador Nazario Norberto Sánchez emitió la propuesta que castigará con trabajo comunitario de 36 horas a quienes realicen estos actos, reformando la fracción V del Artículo 29 de la Ley de Cultura Cívica.

Las sanciones se aplicarán por dañar, maltratar, ensuciar o hacer uso indebido de las fachadas de inmuebles públicos, monumentos, postes, arbotantes, semáforos, parquímetros, buzones, tomas de agua, señalizaciones viales, puentes, pasos peatonales, entre otros.

Esta iniciativa fue turnada a la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la CDMX.

Las intervenciones en monumentos han generado polémica en las últimas manifestaciones que se han efectuado en la CDMX.

Hay quienes defienden las modificaciones a estos objetos, acusando que dicha acción es menos dañina que los problemas por los que se manifiestan, por ejemplo los feminicidios o la desaparición forzada.

Sin embargo, otros grupos defienden los monumentos y consideran su afectación un acto vandálico, llegando incluso a pedir a las autoridades ser más dura con quienes cometen estas acciones.