El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, aseguró que la gradual apertura para realizar más actividades en el Estado,  brindará la oportunidad de realizar, con mayor tranquilidad y las debidas precauciones, la celebración de las primeras comuniones y confirmaciones de los niños de las comunidades parroquiales, las cuales se fueron atrasando por la pandemia.

“Estás celebraciones, deberán llevarse a cabo conforme a las indicaciones que he dado a los sacerdotes y catequistas, particularmente en lo que se refiere al número de asistentes en cada Eucaristía”, comentó Cabrera López. 

“Pido a los abuelos, tíos y primos de los niños su comprensión, ya que solo podrán asistir los papás y padrinos de quien va a recibir el sacramento. Mucho ayudará el que puedan transmitirse estás celebraciones por medio de las redes sociales para que, desde sus hogares, puedan acompañarlos”, dijo.