Por Obed Campos

Para los que se siguen sorprendiendo de los amuletos y escapularios de cierto personaje, que dice que los usa como protección y seguridad, los administradores del municipio de San Pedro Garza García, que encabeza el alcalde Miguel Treviño de Hoyos, autonombrado experto en esas mismas artes, equiparon a sus policías no con chalecos antibalas, ni con armas y herramientas tácticas…

No se ría, que es en serio, de acuerdo a una nota que aparece hoy en Milenio Monterrey, firmada por el periodista Eduardo Mendieta, el municipio de San Pedro Garza García, otrora modelo de modelos en México, se gastó 1.2 millones de pesos en pertrechar a sus fuerzas del orden con platos, cubiertos, tazas, cafeteras y utensilios de cocina.

Y esto, de acuerdo a la misma nota periodística, no es ningún secreto, al menos, porque la adquisición fue parte de una de varias licitaciones públicas transmitidas en una sesión virtual, sancionada por el Comité de Adquisiciones del municipio, el cual adjudicó el contrato al único participante apuntado en la misma, “Insumos Diarios para Restaurantes SA de CV”.

Estos pertrechos culinarios que incluyen platos, cubiertos, tazas y cafeteras, irán al Instituto de Formación y Perfeccionamiento Policial, en donde, al parecer en vez de enseñarles a los cadetes tácticas de detención sin violencia o manejo de crisis y multitudes, les darán clases de pastelería y repostería fina.

“Entre los utensilios licitados se incluyen 250 charolas de servicio, e igual número de cremeras de acero inoxidable, cucharas para café y soperas, así como platos para taza, platos soperos, tenedores, cucharas y vasos”, dice la nota.

Para qué quieren balas y chalecos protectores los policías si ya tienen una cafetera para entre 40 y 50 tazas, con luz indicadora de “listo para servir” de la marca Hamilton Beach, una budinera u olla de acero inoxidable de la marca Vasconia y servilleteros de acero inoxidable…

Así, la seguridad pública sampetrina va a quedar de rechupete. ¡Yummy, yummy!

obed@sdpnoticias.com
@obedc