Una niña de 7 años de edad, que vive en una comunidad de bajos recursos del estado de San Luis Potosí, obtuvo un amparo por medio de la cual la Secretaría de Educación del Gobierno de la entidad, deberá darle una televisión para que pueda continuar con su educacióndurante la llamada nueva normalidad.

Con la representación de su madre ante los tribunales, Yesenia ganó una resolución en la que la justicia busca velar por sus derechos, pues además de que las autoridades educativas locales tienen que suministrarle los medios necesarios para que siga sus estudios a distancia, su inscripción a la escuela se hará sin que deba pagar una cuota.

Reportes de medios locales, destacan que la menor vive en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez, en condiciones de pobreza, ya que no cuenta con los elementos mínimos para poder estudiar, pues en su casa no tiene televisión.

Al conocer el caso, la fundación Renace en San Luis Potosí presentó un primer juicio de amparo en contra la nueva normalidad educativa.

Sobre la acción emprendida, José Mario de la Garza abogado presidente de la asociación civil, ha declarado que la organización vio un área de oportunidad en la nueva modalidad escolar, para trabajar a favor de garantizar el acceso a la educación.

Lo anterior, destacó, debido a que la modalidad de “Aprende en Casa”podría generar una situación de desigualdad, en especial para los estudiantes de bajos recursos, razón por la cual iniciaron con la búsqueda de casos.

Sobre el caso particular de Yesenia, se indicó que las autoridades educativas argumentaban que la niña no podía ser inscrita en la primaria debido a la pandemia por Covid-19, no obstante su madre denunció que no le permitieron inscribir a su hija, porque no tenía dinero para pagar la cuota.