Un tribunal de Yemen, que es controlado por los huthis, dictó este jueves 1 de octubre, la pena de muerte contra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, debido al bombardeo registrado en 2018 en contra de un autobús en el que murieron más de 50 personas, la mayoría de ellos niños.

Así lo reporta la agencia yemení de noticias SABA, la cual refiere que el tribunal también sentenció a la misma pena, al rey Salmán de Arabia Saudí por el ataque armado en cuestión.

De acuerdo con lo informado por la agencia local, el tribunal encabezado por hutíes, que son un grupo insurgente predominantemente zaidí chiita, dictaron la pena de muerte a otras figuras como el exsecretario de Defensa estadounidense James Mattis y el vicepresidente de Yemen reconocido internacionalmente, Ali Mohsen al Ahmar.

Asimismo, la información expone que la condena dictada, también estipula que los sentenciados deben pagar 10 mil millones de dólares a los familiares de las víctimas del ataque, entre los que figuraron 40 niños.

Las sentencias dictadas, se “impusieron” por el bombardeo ejecutado por la coalición internacional que lidera Arabia Saudí, en contra de un autobús escolar durante el mes de agosto del año 2018.

Sobre dicho ataque, la coalición que cuenta con respaldo de Estados Unidos, reconoció se trató de un bombardeo “injustificado”, después de que el Congreso estadounidense pidiera incluso replantearse la colaboración entre el Ejército y la coalición, bajo la presunción de que podría haberse cometido un crimen de guerra.

Cabe destacar que las  fuerzas leales al Gobierno yemení, encabezado por Hadi y apoyado por Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, llevan combatiendo desde finales de 2014 por un conflicto que se considera, se basa en la lucha por el poder entre las dos principales potencias rivales de la región, Arabia Saudí e Irán.

Asimismo, recientemente un equipo de expertos en Derechos Humanos de Naciones Unidas, denunció que los dos bandos enfrentados han incurrido en graves crímenes durante el conflicto, por lo cual demandó que las 2 partes involucradas enfrenten la justicia ante el Tribunal Penal Internacional.