Frente a la Ley de Etiquetado Frontal que entró en vigor el pasado 1 de octubre, las empresas de alimentos y bebidas se han dado a la tarea de reforzar su oferta con nuevos productos para satisfacer tanto a los consumidores como las demandas del mercado.

Una de sus principales apuestas son los productos envasados que estarán libres de sellos y etiquetas. Tal es el caso de la embotelladora número uno, Coca-Cola, que ha informado que se encuentran en proceso de reformular más de 50 de sus productos. Con esta medida prevén aumentar sus bebidas bajas en calorías del 55% al 70% para finales del 2024.

Por su parte, la panificadora más grande del mundo, Grupo Bimbo, anunció que sus panes de caja no tendrán ningún sello. Esto incluye los tradicionales panes blancos, integrales, bollería, así como las Medias Noches. Asimismo, todos los productos de la marca Saníssimo también estarán libres de sellos.

Grupo Bimbo también anunció que las tradicionales Tortillinas, panes tostados y empanizadores tendrán al menos una alternativa sin sellos.