Organizaciones civiles mostraron su rechazo ante la propuesta presentada en el Senado de la República que propone el aborto.

Juan Manuel Alvarado, representante de Familias Fuertes Unidas, dijo que el escrito también se enviará los partidos políticos para que ellos externen a sus representantes el rechazo que hay en Nuevo León a la iniciativa.

“Venimos a solicitar a los coordinadores de las fracciones que emitan un mensaje al Senado de la República para que rechacen tajantemente la iniciativa proaborto que se está discutiendo, la cual ayer tuvo un freno”.

“Buscamos que no solamente en el Congreso local sino también las sedes de los partidos entregaremos el documento, para que las dirigencias estatales envíen a los Senadores de los partidos el rechazo absoluto de Nuevo León”.

Comentaron que buscarán todas las instancias para impedir que sea aprobada la iniciativa y si no, saldrán a las calles a manifestarse.

“Las organizaciones firmantes nos hemos enterado de que se pretendía dictaminar en el Senado de la República una reforma a varias leyes, entre otras, la Ley General de Salud, que llevaría en su raíz a imponer la legalización del aborto“, agregó.

“En primer lugar (denunciamos) discriminación y violencia contra la vida humana antes de nacer. Además, discriminación y violencia en contra de las familias de México, que ven arrebatada la patria potestad con esta iniciativa. Ante los niveles de violencia de tipo sexual que se sufren, más que nunca se debe proveer a los hogares de herramientas que les permitan mantenerse seguros”, dijo.

Elsa Méndez, otra de las manifestantes repudio a los legisladores de Morena por ser los promoventes de la iniciativa.

“Para el partido de Morena se debe prohibir la venta de papas y refrescos a los menores de edad, pero se debe permitir la entrega de métodos anticonceptivos, aborto a partir de los 13 años, sin consentimiento de los Padres. Morena la destrucción de la niñez”.

Precisó que esta reforma se presenta como una iniciativa de salud, pero en realidad es una iniciativa de discriminación y violencia. 

“Es un absurdo lo que intentan estas senadoras cuando nuestra gente sufre y requiere la unidad de todos en favor de la reactivación social y económica. Hemos sufrido mucho, pero podremos salir adelante si todos nos unimos y trabajamos. Estas iniciativas solo causan polarización, distraen recursos, generan debates estériles que no tienen sentido en este momento”, declaró.