La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó irregularidades en los procedimientos de contratación, ejecución de los trabajos y pagos indebidos en cuentas públicas de 2014 a 2018, que están relacionadas con el Fondo de Desastres Naturales (Fonden) cuando sucedieron los huracanes “Patricia” y “Odile”, tormentas como “Boris” y los sismos de septiembre de 2017, por mencionar algunos.

De acuerdo a una investigación de SinEmbargo, los recursos destinados para adquirir insumos y contratar reparaciones por los daños de fenómenos naturales no han sido aplicados de manera eficiente de 2014 a 2018 por varias dependencias federales y locales, de acuerdo con la ASF.

Entre algunos de los casos se encuentran los sismos del 7 y 19 de septiembre de 2017, donde se destinaron recursos para Chiapas, Oaxaca, Veracruz y Ciudad de México para reparar las afectaciones.

La Secretaría de Marina (Semar) destinó 307 millones 299 mil para pagar a los contratistas y proveedores por obras de reconstrucción y reparación, sin embargo, se detectaron deficiencias en el procedimiento de contratación por adjudicación directa.

Entre estas está pago de un letrero de 96.17 metros cuadrados por 290 mil pesos, pero se colocaron 40.68 metros cuadrados, por lo que hubo un volumen excedente por 130 mil pesos; y por un contrato se efectuaron pagos indebidos por 160 mil pesos de trabajos no realizados.

También se detectó que se asignaron 316 millones 475 mil pesos al Instituto Nacional de la Infraestructura Física Educativa (Inifed) para reconstruir escuelas en la capital, pero la Auditoría detectó 9 millones 109 mil pesos sin aclarar en 16 contratos, publicó SinEmbargo.

Otra de las irregularidades fue encontrada que por el huracán “Patricia” en 2015 y el frente frío 34 en 2016 para los que se asignaron mil 267 millones de pesos para pago a empresas proveedoras en apoyo a los casos en Baja California Sur, Chihuahua, Coahuila, Colima, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Veracruz.

Para este propósito, la Secretaría de Salud Pública de Sonora solicitó medicamentos, materiales de curación e insumos, sin embargo, podría haber un daño por 318 mil 796 pesos por falta de documentación que evidencie la salida de 200 insecticidas del almacén de Navojoa del ejercicio en 2015.

SinEmbargo también señaló, de acuerdo con datos de la ASF, que por el huracán “Bárbara” o la tormenta “Boris” en Chiapas y Veracruz se destinaron 2 mil 882 millones de pesos. 

La ASF encontró que la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) no reintegró al Fonden 961 mil pesos por el saldo de un anticipo pendiente de amortizar, así como el cobro de la penalización no aplicada por 420 mil pesos al contratista por el incumplimiento de la fecha de terminación de los trabajos pactadas de un contrato. Tampoco envió a Veracruz ni reintegró a dicho fideicomiso los recursos por 545 mil pesos.