El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, explicó por qué la desaparición de los fideicomisos en México no afectará a sus beneficiarios, luego de que en la Cámara de Diputados se aprobará la desaparición de 109, que en conjunto suman 68 mil 478 millones de pesos.

A través de un video compartido en su cuenta personal de Twitter, Arturo Herrera, señaló que la desaparición de los fideicomisos no afectará los recursos que reciben los rubros de la ciencia, educación, cultura, salud o protección de víctimas.

Para empezar, el titular de la Secretaría de Hacienda señaló que existen dos mecanismos a través de los que se ejecuta el gasto público:

  • Presupuesto. Una dependencia pública manda una orden de pago a la Tesorería de la Federación (Tesofe) a nombre de un beneficiario
  • Fideicomiso. La dependencia pública manda una orden de pago a la Tesofe para un fideicomiso, el cual hace el pago.

Herrera explicó que durante el año fiscal de 2019, el gobierno federal erogó 6.1 billones de pesos de los que sólo 29 mil millones de pesos se ejecutaron por la intermediación de un fideicomiso, por lo que el 99.53 por ciento de los recursos se ejercen por la vía presupuestaria: “el fideicomiso es más bien la excepción que la regla”.

El funcionario también explicó la razón por la cual se opta por un fideicomiso sí el mecanismo es similar al de la vía del presupuesto, sin embargo, el presupuesto sólo tiene validez por un año, por lo que una forma de evitar que los recursos se pierdan es colocarlos dentro de un fideicomiso.

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo que es un fideicomiso es un “vehículo financiero” con propósito específico con personalidad jurídica y patrimonio propios, por lo que aquellas dependencias que no pueden tomar los recursos durante el año, lo aportan al instrumento para realizar pagos a lo largo de un periodo de tiempo.

Pese a ello, el secretario explicó que el fideicomiso tiene características que al gobierno federal le parecen inadecuadas:

  1. Falta de transparencia porque el recurso que se ingresa se reporta como gastado y no cuando se ejecuta
  2. Esconde ineficiencias cuando las dependencias no tuvieron la capacidad de gastarlos
  3. Forma ineficiente de la operación del gasto

Al final, Arturo Herrera justificó la razón por la que no habría afectaciones a beneficiarios, al asegurar que mediante la transacción directa de la Tesofe, se garantice la entrega de los recursos dado que la SHCP tiene manera de comprobar que el ingreso fue recibido por el beneficiario final.