La farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson informó que detuvo temporalmente los ensayos de su vacuna contra el coronavirus Covid-19, debido a que uno de sus participantes se resintió de una “enfermedad inexplicable“.

La pausa significa que el sistema de inscripción en línea fue cerrado para el ensayo clínico de 60 mil pacientes, mientras se convoca el comité independiente de seguridad del paciente. México es uno de los países que participa en el protocolo de dichas pruebas clínicas en Fase 3.

“Hemos detenido temporalmente la administración de nuevas dosis en todos nuestros ensayos clínicos de la vacuna contra Covid-19, incluyendo el ensayo de Fase 3 ENSAMBLE, debido a una enfermedad inexplicable en un participante del estudio”, dijo la compañía en un comunicado, aunque no informó la nacionalidad ni ubicación de la persona afectada.

Johnson & Johnson dijo que los efectos adversos son de esperarse en ensayos clínicos de esta dimensión, pero aclaró que la pausa se ordena para revisar si la enfermedad o malestar es consecuencia de la dosis aplicada o de algún otro elemento. También se analiza si es factible o no retomar las pruebas en su totalidad. 

La Fase 3 del estudio de Johnson & Johnson empezó a reclutar voluntarios a finales de septiembre, con la meta de inscribir hasta 60 mil en más de 200 ciudades del mundo. Los países registrados son: Estados Unidos (EU), Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Sudáfrica.

El pasado 25 de septiembre, la farmacéutica reportó una “fuerte inmunidad” generada entre más de mil voluntarios durante los ensayos de Fase 2 de su vacuna contra el coronavirus, identificada como Ad26.COV2.S.

Con 29 días de diferencia de la aplicación de las dosis, el 98 por ciento de los voluntarios desarrollaron anticuerpos en contra del nuevo virus; aunque la inmunidad alcanzada entre adultos mayores pudo no haber sido tan “fuerte” como en la población joven. Esos resultados permitieron iniciar la preparación de los ensayos de Fase 3