Por Obed Campos

“Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos.” // Mateo 8:22

Más de cuatro se andan rompiendo las vestiduras y tirándose al suelo para que los levanten, en protesta porque ya se advirtió que en Nuevo León, por la crisis sanitaria no se van a permitir las visitas masivas a los panteones el Día de Muertos, ni tampoco las peregrinaciones ni las multitudinarias fiestas a San Judas Tadeo, el próximo 28 de octubre o del la Virgen de Guadalupe, el 12 de diciembre.

¿Qué parte de la frase emergencia sanitaria mortal no están entendiendo?

Es hora de que los ministros de la Iglesia llamen a la calma a la feligresía y no pongan el mal ejemplo.

Porque seguir al Nazareno también es humildad y recato, no nada más fiesta y pachanga.

Es momento este, el de recogimiento, de recordar a Mateo, el evangelista, quien en cuyo libro, concretamente en el capítulo 8, versículo 22 escribe que un adicto a Jesús le pidió tiempo para esperar a que su padre muriera y luego poder sepultarlo, antes de seguirlo.

“Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos”, fue la respuesta del Mesías, quien se refería por “muertos” a los muertos en la fe.

La pandemia dejará muchos muertos en el camino, entre ellos, muchos muertos vivos.

Mucha fiesta… ¿y las deudas en Pesquería, NL?

Miguel Ángel Lozano, alcalde fantoche de Pesquería, Nuevo León (municipio al cual la raza de por acá bautizó como “Pescorea” por aquello de la planta de la automotriz Kia), estará de manteles largos hoy y recibe en su municipio al secretario general de gobierno, Manuel González, y a funcionarios del Consulado de Estados Unidos, para una pachanga de tras la entrega de premios a policías de la Secretaría de Seguridad Pública de ese municipio.

Alcaldes de la Alianza Municipalista acudirán también a hacer bulto en el evento, el cual peligra de ser fracturado por un grupo de proveedores a quienes el municipio les ha quedado muy mal con el pago de sus facturas y amenazan con protestarles frente a los invitados de honor.

obed@sdpnoticias.com
@obedc