Una de las jugadas más espectaculares en el mundo del futbol americano, concretamente en el de la NFL, son las intercepciones, y este domingo se vivió una de las más raras que se recuerde en los últimos años. 

Fue en el encuentro entre los New York Jets vs los Miami Dolphins, correspondiente a la Semana 6 de la nueva temporada de la NFL, donde se presenció la jugada que ya se ha hecho viral en redes sociales. 

El equipo de Miami ganaba tranquilamente 24-0 y su mariscal de campo, Ryan Fitzpatrick, lanzó un largo pase para su receptor; no obstante, el defensivo Marcus Maye logró interceptar el balón, aunque no de una manera muy usual. 

Maye hizo malabares con el ovoide, ayudándose con varias partes de su cuerpo, incluido el trasero, hasta que logró tomar el balón con las dos manos, pero por la espalda. Sin duda una intercepción que no se ve todos los días. 

Los Dolphins blanquearon a los Jets 

En uno de los partidos vespertinos, los Jets de Nueva York sufrieron una tremenda humillación a manos de los Dolphins, quienes ganaron el encuentro con un aplastante 24-0. 

Ryan Fitzpatrick lanzó para 191 yardas con tres pases de anotación y dos pases interceptados, mientras que Adam Shaheen corrió para 51 yardas y consiguió un touchdown terrestre.

El partido fue tan tranquilo para Miami que se dio el lujo de sacar a Fitzpatrick los últimos minutos para debutar a Tua Tagovailoa, joven mariscal de campo que fue elegido por la franquicia en el draft de este año y que se perfila para ser el líder del equipo en las próximas temporadas.  

Con este resultado, los Dolphins ganaron su tercer juego de la temporada, en la cual ya cuentan con un récord de 3-3, mientras que los Jets se confirman como el peor equipo de la NFL al seguir sin conocer la victoria.