La nueva aplicación para repartir comida a domicilio,Check, ofrecerá contratos y prestaciones de ley a sus repartidores, aseguró la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac).

El organismo camaral presentí la app que hará competencia a Didi Food y Uber Eats, de la mano del CEO David Castillo, presumiendo las prestaciones que tendrán sus empleados.

Se pretende que Check tenga cobertura en toda la República Mexicana, e iniciará pruebas en la CDMX y Guadalajara con un área de pruebas del 20 al 30 de octubre, para que a partir del 2 o 3 de noviembre salga al público.

Check tendrá 450 repartidores en un inicio y busca mantener presencia e 6 estados de la República Mexicana hacia el primer trimestre de 2021.

La aplicación nació por quejas constantes de restauranteros, consumidores y líderes de asociaciones camarales sobre los altos costos que Uber y Didi Food, entre otras, solicitan a los dueños de los negocios para distribuir sus alimentos vía estas aplicaciones.

Según estimaciones de la Canirac, cerca de 2 mil restaurantes ofrecen comida a través de internet. Esto ha servido como una válvula de escape para el sector.

Check ofrecerá a los usuarios la posibilidad de acudir al restaurante para recoger su pedido seleccionando hora y forma de pago. 

El modelo de negocios de Check elimina comisiones por pedido, ya que pide un pago fijo mensual. Con esto los restaurantes tendrán un ahorro de 85 por ciento en las comisiones.

Actualmente existen 5 opciones con presencia en casi todo el país para el reparto de comida. Las principales son Uber y Didi Food, pero también se encuentran Rappi, Sin Delantal y Menú Local.

En algunas de ellas ofrecen un esquema de trabajo en el que el repartidor “es su propio jefe” con lo cual no se realiza pago de prestaciones de ley.