El extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, planteó entregar «los ahorros de su vida» como fianza para que una corte de Los Ángeles, California, enEstados Unidos (EU), le permitiera afrontar en libertad el proceso por narcotráfico en su contra.

En la audiencia llevada a cabo la tarde de este martes 20 de octubre en una corte de Los Ángeles, el abogado de exsecretario, Duane Lyons, expuso ante el juez Alexander MacKinnon el ofrecimiento del pago de una fianza de 750 mil dólares, poco más de 15 millones de pesos. De acuerdo con Lyons, el monto en cuestión comprenden «los ahorros de vida» del general y aportaciones de sus amigos y familias. 

El abogado señaló que se ponía a disposición tal monto debido a que Cienfuegos Zepeda buscaba «limpiar su nombre» de las acusaciones y, bajo ningún motivo, intentaría escapar de enfrentar el proceso en su contra, debido al prestigio y reconocimiento de su carrera en el Ejército mexicano.

Cabe recordar que Salvador Cienfuegos Zepeda fue detenido el jueves 15 de octubre en el Aeropuerto de Los Ángeles, California, a solicitud de la agencia de Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). El caso está radicado en la corte de Distrito del Distrito Este de Nueva York, pero debido a que su detención se llevó a cabo en California, es la corte del Distrito Centro de California la que está llevando a cabo las audiencias preliminares. 

El juez negó la solicitud de fianza al exponer que si bien el imputado cuenta con una trayectoria reconocida en el Ejército mexicano, eso no cancela la posibilidad de que busque fugarse y no enfrentar el proceso en su contra. Su traslado a Nueva York se realizará al menos hasta el viernes 23 de octubre, debido a que la defensa expuso que uno de los abogados de México viajó a Los Ángeles para buscar entrevistarse con Cienfuegosdurante los siguientes días. 

La audiencia de este martes 20 de octubre se prolongó por 20 minutos y no contó con la comparecencia virtual del detenido, quien según el juez MacKinnon negó entrevistarse con los servicios de la corte, por lo que señaló que sólo sabe datos como su nombre, edad y profesión.