Rusia concedió a Edward Snowden derechos de residencia permanente, con lo cual podrá permanecer en el país europeo por tiempo indefinido, de acuerdo con sus abogados.

El ex analista de inteligencia y lanzador de alertas permanece en asilo en Rusia desde 2013. Los servicios de migración del país concedieron su petición del permiso permanente gracias a cambios recientes en las leyes migratorias del país.

La petición de Edward Snowden se había hecho desde el mes de abril de 2020, pero la pandemia de coronavirus Covid-19 extendió los plazos y generó retrasos. Previo a ello, el ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) había sido beneficiado con un primer derecho de asilo de un año, que se extendió a 3 más y luego tuvo otra extensión.

Snowden abandonó Estados Unidos luego de filtrar a la prensa miles de documentos que comprobaron el alcance de las actividades de la Agencia de Seguridad Nacional y la vigilancia electrónica que ejerce el Gobierno de ese país.

Las revelaciones provocaron serias tensiones entre Estados Unidos y las naciones aliadas. Después hubo tensión con Rusia, porque el país concedió dar un permiso de residencia a Snowden.

Donald Trump aseguró en agosto de 2020 que podría echar un vistazo a un indulto a Snowden, que es acusado de espionaje en Estados Unidos y podría recibir una condena de 30 años de prisión si pisa esa nación.

Snowden viajó a Moscú en mayo de 2013, desde Hong Kong, y le fue retirado su pasaporte por orden de Estados Unidos. El ex agente tenía la intención de refugiarse en América Latina pero quedó varado en Rusia, donde se le ofreció asilo.

Por el momento Snowden no se ha planteado la posibilidad de solicitar la ciudadanía rusa, pese a residir en ese país desde hace 7 años. Su asilo inició a los 30 años y hoy tiene 37 años de edad.

Desde su asilo Snowden ha seguido su trabajo de consultor y ofrece videoconferencias a nivel mundial, sobre las amenazas de las tecnologías de la información.