A un día de los festejos de San Judas Tadeo, decenas de feligreses co-menzaron a arribar al templo para visitar al patrono de las causas difíciles.

San Judas Tadeo es uno de los santos más populares en el país y en nuestro estado, a causa de los numerosos favores celestiales que consigue a sus devotos que le rezan con fe, especialmente para conseguir empleo o un hogar.

Durante distintas horas del día se pudo observar una gran cantidad de asistentes, quienes acuden llenos de fe y devoción a cumplir las mandas prometidas, o bien con el objetivo de agradecer algún favor que el Santo les haya realizado.

Este año debido a la pandemia, las celebraciones tomaron un giro especial, por lo cual la tradicional Kermés, los juegos mecánicos, el mercadito y demás vendimia tuvieron que esperar.

Ofrendas florales, veladoras, mandas, personas entregando estampas de San Judas Tadeo y un sinfín de formas de agradecimiento siguieron siendo el común de denominador durante estos días.

De acuerdo a los feligreses, lo importante era acudir a venerar al santo, más allá de disfrutar del ambiente que se vivía en años anteriores.

“Lo importante es venir a agradecerle por todos los favores, más allá de lo colorido y bonito que se pueda vivir cuando está toda la vendimia”, mencionaron.

En las visitas tampoco pudieron faltar los niños, jóvenes o adultos, vestidos como San Judas Tadeo, quienes ponían aún más un toque emotivo a las festividades que para muchos lucieron apagadas.

Cabe mencionar que, el Santuario de San Judas Tadeo dispuso todas las medidas sanitarias exigidas por las autoridades, así mismo se controlaba el ingreso de personas al recinto.

Aquellas personas que ingresaban tenían que pasar por el control de temperatura y dispensación de gel, posteriormente guiados por el personal recorrían un camino trazado con vallas para asegurar la sana distancia y que el recorrido sea únicamente por las áreas permitidas.

Se espera que durante las próximas horas el flujo de gente continúe en aumento, por lo cual las autoridades piden acatar todas las medidas de sanidad para evitar algún riesgo de contagio.