El Senado de la República aprobó en lo general, con 70 votos a favor, 26 en contra y 4 abstenciones, que la Secretaría de Marina asuma el control de todos los puertos de México, como se planteó en un dictamen de reformas.

La minuta de la Cámara de Diputados que reforma la Ley Orgánica de la Administración Portuaria Federal, de la Ley de Navegación y Comercio Marítimo y la Ley de Puertos fue aprobada con votos de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido Encuentro Social (PES), Partido del Trabajo (PT) y Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Dichas modificaciones permiten que la Secretaría de Marina sea la autoridad en materia de protección marítima y portuaria, y sea la autoridad designada para el código internacional para la protección de buques y de las instalaciones de puertos.

También será la Semar la responsable de otorgar certificados de competencia en materia de protección marítima y portuaria, vigilar que se cumpla esto y revocar los certificados o suspenderlos, sea el caso.

Además la Marina será la única autoridad en esta materia, con el fin de evitar la duplicidad de funciones y el dispendio de recursos, para permitir al Estado mexicano cumplir los compromisos internacionales.

Con ello la Semar se convierte en la única autoridad en materia de marina mercante y prevención de la contaminación originada por embarcaciones, para dar claridad y certeza marítima.

El presidente de la Comisión de Marina, Eruviel Ávila, explicó que el dictamen no atenta contra la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, como dijeron quienes acusaron que éste militarizaba los puertos, violando el artículo 129. Únicamente se integran ciertas atribuciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes a la Semar, y estas serán atendidas por la Marina y no la Armada de México.

Este planteamiento fue respaldado por los senadores de Morena, que aseguraron que con ello se garantizará la seguridad y se evitará la corrupción, el contrabando y la entrada ilegal de armas y drogas vía puertos.