La tormenta tropical “Eta” alcanzó categoría de huracán la mañana del 2 de noviembre, por lo que podría haber fuertes lluvias, marejadas ciclónicas y deslizamientos de tierra en Centroamérica y el Caribe.

Cuando era tormenta tenía vientos máximos sostenidos de 120 kilómetros por hora, se encontraba a unos 250 kilómetros al este de la frontera entre Nicaragua y Honduras, y avanzaba hacia el oeste a 19 kilómetros por hora, de acuerdo con el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

Meteorólogos habían advertido que era posible que el sistema ganara fuerza con rapidez y que podría convertirse en un potente huracán antes de tocar tierra la madrugada del martes. La costa de Nicaragua emitió alerta por la posible formación de huracán.

El centro y norte de Nicaragua y buena parte de Honduras podrían registrar entre 380 y 640 milímetros del 3 de noviembre, con hasta 890 milímetros en zonas concretas También eran probables aguaceros en el este de Guatemala, y al sur de Belice y Jamaica; así como una marejada ciclónica de hasta 4.5 metros en la costa de Nicaragua.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos también advirtió del riesgo de inundaciones repentinas peligrosas y deslizamientos de tierra en zonas altas.

“Eta” es la 28º tormenta con nombre en la temporada del Atlántico, por lo que ya se igualó al récord de 2005 de tormentas con nombre.

Sin embargo, esta es la primera vez que se emplea el nombre de la letra griega porque en 2005 meteorólogos concluyeron que una tormenta que no fue bautizada debería haber recibido nombre al final de la temporada. El alfabeto griego se usa para denominar tormentas cuando se termina la lista de 21 nombres que elabora anualmente la Organización Meteorológica Internacional.

Todavía queda un mes de temporada de huracanes, que termina hasta el 30 de noviembre. En el Atlántico se han formado 28 tormentas con nombre; 11 llegaron a ser huracanes.

El último fue “Zeta”, que tocó tierra en Luisiana, Estados Unidos, el 28 de noviembre y el sexto en impactar en ese país este 2020.