Por no respetar las medidas sanitarias emitidas por la Secretaria de Salud, autoridades del municipio de Guadalupesuspendieron una fiesta en donde había más de 80 personas y en Montemorelos se suspendió una quinta por haber permitido la realización de un festival de Halloween. 

De acuerdo con las autoridades que se realizaron 277 visitas y de ellas 24 fueron sujetas a suspensiones principalmente por estar fuera de horario, incumplir las medidas preventivas y del aforo. 

Las acciones de lo ocurrido en Guadalupe se llevaron a cabo en un domicilio ubicado en las calles de Siglo XX y Siglo XVII de la colonia Nuevo Milenio.

A parte de suspender la celebración, las autoridades municipales sancionaron a la dueña de la vivienda, una mujer de 50 años de edad.

Era casi la media noche, la fiesta se celebraba a todo lo que da, incluso los organizadores tenían hasta un grupo musical.

De pronto Policías municipales e inspectores de la Secretaría de Prevención Social arribaron al lugar sorprendiendo a los invitados y al grupo musical.

Ahí las autoridades municipales les hicieron saber que estaban desobedeciendo las normas interpuestas por la Secretaría de Salud.

En la calle varias parejas bailaban al son de la música, mientras en los alrededores, los demás invitados se limitaban a observar, todo esto a pesar de que los bailes entre parejas está prohibido porque no puede haber contacto.

Las autoridades municipales pudieron observar a menores, de edad, jóvenes, personas adultas y de la tercera edad, muchos de ellos sin cubrebocas.

María “I” de 50 años se reportó como la responsable del evento y se hizo acreedora de una sanción.

Entre las irregularidades que se le aplicaron esta el Alto Volumen ya que el sonógrafo marcó niveles máximos.

En cuanto a lo ocurrido en Montemorelos decenas de personas acudieron a una fiesta secreta donde estuvieron diversos dj extranjeros y la mayoría de los asistentes no usaron cubre bocas o respetaron la sana distancia.

Y fue este primero de noviembre cuando entró en vigor el Decreto de Salud, donde se autoriza a las autoridadesestatales como municipales aplicar sanciones administrativas, las cuales van desde 20 mil hasta 100 mil pesos de multa en el tema de eventos en domicilios particulares o vía pública.