Trabajadoras de guarderías protestaron afuera de la Secretaria de Salud para exigieron la apertura de las Estancias Infantiles.

Con pancartas y mantas exigieron a la reactivación de sus fuentes de trabajo ya que no aguantaban más esta situación y el dinero ya se había terminado.

Desde temprana hora acribaron a la calle Matamoros las educadoras y demás personal de este tipo de establecimientos.

Las manifestantes argumentaron que era indispensable la apertura para apoyar a los padres y madres trabajadoras que han reactivado su labor tras la apertura económica que se ha venido dando en la entidad.

“Quitando todo ese interés económico, es una afectación social. Nosotros no operando afectamos la economía porque los padres tienen que salir de casa y a laborar”.

“Es una situación que se tiene que tomar en cuenta, que podamos operar para apoyar a la economía”, expuso Oscar Salinas dueño de una guardería ubicada en Monterrey.

Salinas mencionó que la Secretaría de Salud le dio el visto bueno para operar y al siguiente día salió un acuerdo que dice que las estancias no son esenciales, por lo que no ha podido operar.

Para evitar afectar la vialidad en la zona, las inconformes protestaron sobre la banqueta de la calle Matamoros afuera del Congreso local.