La mutación del coronavirus podría afectar las vacunasque se desarrollan actualmente para detener los contagios en el mundo, se advirtió en Dinamarca.

Ante el hallazgo de nueva cepa de Covid-19, el Ejecutivo danés como medida de “prevención” ordenó el sacrificio de todos los visones en cautividad, pues esto animales están ligados a las mutaciones.

No obstante, el centro danés de referencia para enfermedades infecciosas, el Instituto Statens Serum (SSI), y la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicaron hoy 6 de noviembre que aún es demasiado pronto para comprender lo que supone esta variante del SarsCov-2.

Como medida de prevención, el gobierno de Dinamarca también ordenó el cierre perimetral durante cuatro semanas de los siete municipios con más casos, donde se encuentran muchos centros de cría de dichos animales.

El pasado miércoles 4 de noviembre, la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen, señaló que debido a los acontecimientos en Dinamarca, ahora existe “el riesgo de que el efecto de una futura vacuna se debilite o, en el peor de los casos, se vea socavado”.

En tanto, la responsable del Departamento de Epidemiología y Prevención de Enfermedades Infecciosas del SSI, Tyra Grove Krause, indicó que la mutación del Covid-19 supone un riesgo potencial y que, aunque por el momento no se ha podido confirmar ninguno, en una pandemia es preferible anticiparse.

De acuerdo con la experta, se detectó que el coronavirus se ha transmitido del ser humano a visones criados en granjas y que en estos animales se han detectado hasta cinco mutaciones distintas del patógeno.

Asimismo, comentó, al menos 214 personas se han contagiado de vuelta con estas variantes del Covid-19 en Dinamarca, entre los que destacan los trabajadores de estos centros de cría de visones.

Krause abundó que de las cinco mutaciones, la llamada “Cluster 5” (con 12 humanos infectados por esta variante) es de especial interés para los expertos ya que presenta modificaciones que afectan a la espícula viral (peplómero) del coronavirus, los múltiples ‘brazos’ con los que el patógeno se engancha a las células de su huésped para replicarse.

La mutación del Covid-19 detectado en Dinamarca es de vital relevancia, pues la mayoría de vacunas en las que se está trabajando actualmente contrarreloj para atajar la pandemia del coronavirus se centran en esos brazos, pues buscan impedir que el virus se replique, impidiendo de facto la enfermedad.

Krause advirtió que la mutación “podría significar que las vacunas serían menos efectivas contra estas variantes del virus”. 

Asimismo, señala, en los ensayos realizados hasta el momento se ha comprobado que las cinco mutaciones mostraron “una menor sensibilidad” ante los anticuerpos de pacientes humanos que habían superado la enfermedad.