La enfermedad de Parkinson estaría afectando a Vladimir Putin por lo que ya evalúa dejar la presidencia de Rusia en enerode 2021, afirman en Inglaterra.

La noticia sobre la enfermedad neurodegenerativa que padecería el mandatario ruso comenzó a circular en las primeras horas de este viernes 6 de noviembre  en el diario The Sun, uno de los más populares del Reino Unido.

Según la agencia argentina Infobae, el tabloide publicó la información tras de consultar a fuentes cercanas con el presidente de la Federación de Rusia, cuyo círculo íntimo lo exhorta a preservar su salud por encima de los intereses políticos.

Fue el destacado académico y crítico del Kremlin, el profesor Valery Solovei, quien sugería que el presidente ruso, Vladimir Putin, podría renunciar al cargo en enero de 2021, al padecer la enfermedad de Parkinson.

Según Solovei, la familia del mandatario ruso, de 68 años de edad, estaría presionándole para que abandonara el cargo.

La enfermedad de Parkinson es un mal que afecta la conexión neuronal con los músculos del cuerpo, por lo que el paciente no puede controlar los movimientos.

Según los observadores de Putin, en los últimos meses, vieron rasgos que podrían coincidir con el padecimiento pues en imágenes recientes del líder ruso se ven que sus piernas parecen estar en constante movimiento. 

El diario The Sun también dice que se ha notado que cada vez que Vladimir se sienta parece sentir dolor y tenía que ayudarse agarrándose de los apoyabrazos.

Asimismo, señalan, es frecuente ver cómo Putin busca ocultar sus manos, ya sea en los bolsillos de sus abrigos o sujetándolas entre sí. Sus dedos se muestran contraídos, todos posibles síntomas del padecimiento.

Es una “tontería” decir que Putin tenga Parkinson: Kremlin

El Kremlin desmintió este mismo viernes las declaraciones del profesor ruso Valery Solovei sobre que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, podría dejar la presidencia en enero de 2021, al padecer Párkinson.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo en que el mandatario ruso se encontraba en “excelente salud” y desestimó las afirmaciones del Parkinson.”Es una tontería absoluta”Dmitry Peskov

El portavoz también aseguró  que “todo está bien con el presidente”, y negó que estuviera planteándose dimitir.

Y es que no es la primera vez que se dice en Rusia que Putin padece una enfermedad neurodegenerativa, pues en 2015 las especulaciones crecieron por su forma rígida de caminar y porque mantenía uno de sus brazos pegado al cuerpo, sin moverlo. 

En ese entonces, el Kremlin afirmó que se trataba de su marcha marcial aprendida en sus años como espía de la KGB, pero esas explicaciones no convencieron a quienes veían un supuesto deterioro en la salud del líder ruso.

Los médicos mencionaron un “manual de entrenamiento de la KGB”, en el que se instruye que los espías deben caminar con la mano derecha pegada al pecho para poder desenfundar el arma en una fracción de segundo.