Una escuela ubicada en Gianyar, provincia de Indonesiapermite que sus alumnos de escasos recursos (también mal llamados pobrespaguen su inscripción con cocos que posteriormente son reelaborados y vendidos en el campus.

La iniciativa de la institución Turismo Venus One, surge de las múltiples peticiones de los alumnos acerca de un posible plazo para poder pagar las inscripciones debido a la crisis económica que para sus familias ha representado la actual pandemia de coronavirus.

“Inicialmente, el plan de pago de la matrícula constaba de tres cuotas, la primera del 50 por ciento, la segunda del 20 por ciento y la tercera del 30 por ciento”, explicó el director Wayan Pasek Adi Putr, asegurando que los estudiantes han comenzado a llevar cocos, así como hojas de moringa o de gotu kola para pagar.

Con ellos se elaboran elementos como aceite de coco, jabón de hierbas u otros productos derivados con la finalidad de maximizar el espíritu emprendedor de sus alumnos con el suministro de las materias primas a la academia, además de enseñarles a afrontar activamente la pandemia.

“Debido a esta pandemia de Covid-19, ofrecemos políticas flexibles porque es importante comprender el potencial biológico que nos rodea. Más adelante, cuando termino esto, nuestros alumnos regresarán al mundo de la hostelería con un enfoque diferente” señaló Adi Putr en entrevista.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la crisis económica del coronavirus podría extenderse hasta el 2025. Esto, porque el impacto de la pandemia será mayor de lo esperado, ya que llegó en un momento de problemas económicos para América Latina, y la recuperación podría ser más lenta de lo anticipado.