El Senado de la República aprobó este jueves 5 de noviembre que se otorgue al Gobierno de México 33 mil millones de pesos del Fondo de Salud para el Bienestar, anteriormente llamado Fondo de Gastos Catastróficos, para emergencias sanitarias como la pandemia de coronavirus Covid-19.

En votación, la reforma a la Ley de Salud se aprobó con 48 sufragios a favor y 32 en contra. Los votos contra la iniciativa fueron de partidos de oposición al Gobierno de México, que acusaron que la administración de Andrés Manuel López Obrador busca “robarse” esos 33 mil millones de pesos, del recurso total de 100 mil millones de pesos.

Las senadoras Claudia Ruiz Massieu, del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Martha Márquez, del Partido Acción Nacional (PAN), externaron su inconformidad con la reforma aprobada. En contraste, el senador de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, reviró que el verdadero robo es haber dejado 300 hospitales inconclusos, como ocurrió en sexenio de Enrique Peña Nieto.

Además, el senador lamentó junto con sus compañeros de bancada, Antares Vázquez, Margarita Valdez, Miguel Ángel Navarro y Américo Villarreal, que la oposición se lamente porque el Gobierno de México tenga la posibilidad de contar con recursos para atender la pandemia de coronavirus Covid-19.

El dictamen aprobado indica que el fondo sostiene una importante cantidad de recursos que “ni se erogan para cubrir enfermedades que provocan gasto catastróficos ni se usan para ampliar infraestructura ni tener mayor cobertura de medicinas, y tampoco es usado para atender la pandemia de coronavirus”.

Silvana Beltrones, del PRI, acusó que el Gobierno de México busca realmente tener ese dinero para sus obras faraónicas, como lo pretende supuestamente con los 68 mil millones de pesos de los fideicomisos federales, que fueron extintos.

Samuel García, senador de Movimiento Ciudadano (MC), coincidió con Beltrones y explicó que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) podrá usar ese recurso de 33 mil millones de pesos para Dos Bocas o el Tren Maya.

Por ende la oposición presentó reservas para establecer que los recurso se usen únicamente a medicamentos y vacunas contra el coronavirus Covid-19. Sin embargo, estas fueron desechadas, justificándose que la reforma al Artículo 77 bis 17 de la Ley General de Salud ya establece que el dinero se debe destinar a fortalecer acciones en materia de salud, y por ende no se puede usar para otros rubros.

Con la aprobación la reforma fue remitida al Poder Ejecutivo Federal, para ser promulgada y entrar en vigor.