La madrugada del 8 de noviembre la tormenta tropical “Eta” tocó tierra en Cuba y continuó su camino hacia el extremo sur de Florida en Estados Unidos.

Alrededor de las 9 de la mañana la tormenta estaba saliendo al mar por la costa norte por las inmediaciones de Chambas, provincia central de la ciudad Ciego de Ávila en Cuba, territorio que atravesó de sur a norte desde las 4:30 de la madrugada , informó el Instituto de Meteorología (Insmet) cubano.

Debido a “Eta” en Cuba se han registrado fuertes lluvias, por lo que la Defensa Civil y autoridades locales han evacuado a miles de personas a refugios. Hasta el momento no se registran víctimas o desastres de consideración.”En las próximas horas se mantendrán los vientos con fuerza de tormenta tropical, entre 70 y 95 kilómetros por hora en la región central de Cuba, con rachas superiores. Estos vientos producirán fuertes marejadas en la costa sur, con elevación del nivel de mar”Insmet

Se preparan en Florida por paso de “ETA”

El Centro Nacional de Huracanes en Miami, Florida, pronostica que la tormenta tropical se vuelva a fortalecer al desplazarse hacia el océano Atlántico y prevé que esté cerca de la intensidad de huracán cuando pase cerca o encima de los Cayos de dicha ciudad.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, declaró el 7 de octubre estado de emergencia en ocho condados en el extremo del estado y pidió a las personas que consiguieran provisiones para los próximos días.

El sur de Florida empezó a vaciar puertos y en Miami se abrieron algunos refugios para quienes viven en casas rodantes o zonas bajas de los Cayos.

El condado de Miami-Dade declaró estado de emergencia desde la noche del 6 de octubre y advirtió por inundaciones hasta el 10 de octubre por la noche.

En Guatemala continúan buscando a personas que pueden continuar sepultadas por un alud de tierra provocado por la lluvia. Autoridades han confirmado 15 muertos y al menos 109 desaparecidos, la mayoría en el deslave en San Cristóbal Verapaz.

En México “ETA” también ha provocado afectaciones. En Chiapas murieron 20 personas por las intensas lluvias que provocaron deslaves y crecidas en arroyos y ríos, informó Protección Civil estatal.