Pese a la baja en participaciones federales y la extinción de 109 fideicomisos y fondos por parte de la federación, Nuevo León no creará ni aumentará nuevos impuestos este 2021, aclaró ayer el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

En sus redes sociales, el mandatario estatal indicó que planteará un presupuesto reducido en el que dará prioridad a los rubros de seguridad, educación y salud.

Lo anterior en atención de la pandemia del Covid-19 y el tratamiento de mujeres y niños con cáncer, suspendido ante la desaparición del Seguro Popular.

“A pesar de que para 2021 se planteará un presupuesto de egresos de 108 mil 317 millones de pesos, el cual significa una reducción de –0.2% respecto a lo autorizado en este año, no se crearán nuevos impuestos ni derechos, tampoco se incrementarán los ya existentes y solo se aplicará la actualización de la Unidad de Medida y Actualización”.

“Como lo prometí desde el inicio de mi gobierno, no se incrementaron, ni se incrementarán impuestos, a pesar de la crisis que actualmente atravesamos en todo el mundo. Seguiré  cumpliendo y viendo por la economía de las familias nuevoleonesas”, manifestó.

Este martes, Carlos Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorería General del Estado, sostuvo una reunión con diputados integrantes de la Comisión de Presupuesto del Congreso Local para presentarles los detalles de la propuesta.

El documento, a presentarse este viernes 20 de noviembre, se mantiene el programa de apoyo alimentario a familias que se quedaron sin empleo a causa del virus, con 100 millones de pesos, y duplicarán los recursos al esquema Jóvenes al Empleo, de 20 a 40 millones.

Asimismo, se cuenta con  una partida especial para la  conectividad de estudiantes que toman clases en línea, por 25 millones de pesos a incrementarse a petición de los diputados locales; apoyos a organizaciones de la sociedad civil por 153 millones de pesos, y a Cruz Roja y Bomberos del orden de 57 millones de pesos.

Otro de los aspectos importantes es una inversión de 235 millones de pesos a la renovación del  Seguro de Desastres Naturales, necesario luego de la eliminación del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) por el gobierno Federal.