Una vez concluido el Buen Fin se pudo apreciar que disminuyó la cantidad de gente en las calles del primer cuadro de la ciudad.

Este sábado se veía diferente, desde temprano estaba más tranquilo en comparación de la semana pasada cuando las calles y banquetas estaban abarrotadas de gente y coches.

Por la avenida Juárez lucieron las banquetas más despejadas que en días anteriores, y se podía caminar con mayor libertad.

Incluso en lugares como el tradicional Mesón Estrella, el Mercado Juárez, la zona comercial de la calle Morelos, Juan Ignacio Ramón y Colegio Civil, también había menos la gente.

 “Si hay menos gente hoy, pero como quiera hay ventas”, señaló un comerciante de camisetas y tenis de Colegio Civil.

Comercios de todos los giros, excepto bares y cantinas, estuvieron abiertos, ofreciendo sus productos.

Tampoco se vio tráfico intenso en las calles, que parece que la gente ahora si hizo caso de no salir de casa excepto de ser necesario.

El número de contagios  ha estado rondando los 700 casos diarios, y el gobernador  advirtió que de seguir esta tendencia al alza se podrían cerrar establecimientos.