Mientras para algunos expertos los cubrebocas son el elemento principal para frenar el Covid-19, para otros, como el epidemiólogo de Suecia, Anders Tegnell, son totalmente irrelevantes.

El jefe de la Agencia de Salud Pública de Suecia, dijo a Reuters que en estos meses de la pandemia del coronavirus no había observado ningún estudio a favor del uso de los cubrebocas e incluso negó su eficacia.”Si nos fijamos en los países con reglas estrictas para el uso de subrebocas, es difícil ver que les haya ido bien”Anders Tegnell

Reuters destaca que las declaraciones del epidemiólogo se dan pese a que desde la llegada de la pandemia del coronavirus el pasado marzo, los cubrebocas se volvieron uno de los accesorios indispensables.

Y muchos han visto a los cubrebocas como un artículo indispensable para luchar contra el coronavirus, y es obligatorio en caso de salir de casa y tener que socializar.

Pese a que en estos meses se ha hablado mucho de la eficacia del cubrebocas contra el virus, el precursor y autor del “modelo sueco”, Anders Tegnell, niega que sea eficaz.

Segunda ola de Covid-19 en Suecia, misma estrategia

Suecia entró a la segunda ola del coronavirus Covid-19 y se mantiene firme en su estrategia de apelar a las medidas voluntarias y no a los confinamientos.

Si bien, el país reportó el viernes 20 de noviembre 5 mil 990 nuevos casos del virus, la cifra más alta desde el inicio de la pandemia y otras 42 muertes, la mayor cantidad en cerca de tres meses de una enfermedad que ahora ha matado a más de 6 mil suecos, Anders Tegnell dijo que la estrategia no cambiará.

A diferencia de muchos otros países, Suecia ha mantenido abiertas las escuelas, los restaurantes y otros negocios durante la pandemia. En cambio, se ha centrado en medidas voluntarias destinadas a promover el distanciamiento social y la buena higiene.

Pese a que Tegnell ha recibido amenazas de muerte de personas que lo acusan de seguir una política imprudente, dijo que los recientes confinamientos impuestos en Europa, que en su mayor parte han sido menos estrictos que los de la primavera, muestran que ahora hay menos diferencia en los enfoques para combatir el Covid-19. 

Suecia es uno de los pocos países de Europa que no recomienda ni exige cubrebocas fuera de hospitales y centros de atención. Tegnell insistió en que todavía no ha visto ningún buen estudio a favor, pese a que ha sido recomendado por el Centro Europeo para el Control de Enfermedades y muchos otros organismos de salud.

En tanto, en una carta abierta publicada en el diario Aftonbladet el viernes, 27 científicos y médicos suecos advirtieron que el país pronto podría acercarse al panorama visto en cuidados intensivos en la última primavera boreal y pidieron a los líderes políticos que introduzcan restricciones más duras.