Las lluvias registradas durante el fin de semana trajeron consigo una mejoría en la calidad del aire de Monterrey y su zona metropolitana.

Luego de semanas con altos índices de contaminación, el entorno de la metrópoli lució despejado y libre de contaminantes.

Se sabe que las precipitaciones permiten la dispersión de las partículas suspendidas en el ambiente.

Desde primera hora del día y durante el transcurso de la tarde, las estaciones que integran el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental reportaron una calidad buena y muy buena.

“Las condiciones del clima mantendrán las concentraciones de contaminantes por debajo de lo establecido por las normas oficiales mexicanas, por lo cual por la mañana habrá condiciones de buena calidad para PM10, PM2.5 y ozono”.

“Al mediodía las condiciones prevalecerán y por noche tendremos la calidad del aire para los tres contaminantes”, refirió en reporte matutino Jair Carrillo, especialista de la Secretaria de Desarrollo Sustentable.

Es de destacar que esto permite el realizar libremente actividades al aire libre.