Los 42 diputados del Congreso local se salvaron de la destitución al así considerarlo en la resolución la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

La magistrada Yasmín Esquivel encargada del asunto propuso declarar sin materia el incidente al considerar que el Poder Legislativo de Nuevo León cumplió con el ordenamiento dictado por el Juez Tercero de Distrito en Materia Administrativa.

Al subir al pleno de la SCJN el expediente, los ministros sobreseyeron el asunto, es decir desecharon el recurso de inejecución de sentencia en el que se pedía separar a los legisladores de sus cargo por haber desacatado en forma reiterada la orden de un juez de ratificar en su cargo al ministro Ángel Mario García.

“Incidente de inejecución de sentencia 88/2020 cuya propuesta es, primero, se declara sin materia el incidente de inejecución de sentencia, y, segundo, queda sin efectos la resolución del Tribunal Colegiado que previno en el conocimiento del asunto”, leyó la secretaria de la ponencia.

Al momento en que la ministra ponente solicitó la votación de la propuesta del dictamen, este fue aprobado por unanimidad.

De tal manera que los 42 legisladores podrán continuar en su cargo y si desean participar en la próxima contienda electoral.

Cabe destacar que la defensa del magistrado se había inconformado con los diputados porque estos incumplieron una orden de un juez hasta en ocho ocasiones

En 2017, el Poder Legislativo decidió no ratificar a García Guerra argumentando que había tenido un mal desempeño.

Desde entonces el asunto se fue a litigio porque el magistrado se amparó y en el transcurso del proceso, el juez le dio la razón en varias ocasiones, pero los diputados no cumplieron con la ratificación.

Fue hasta el lunes 24 de agosto del año en curso, cuando el Congreso del estado cumplió la orden al nombrar de nuevo como magistrado a Ángel Mario García Guerra por un periodo de diez años, a partir del 1 de marzo de 2018 hasta el último día de febrero del año 2028, habiendo rendido la protesta de ley.

A pesar de esto, el funcionario dijo que esto no iba a quedarse así, por lo que decidió seguir con el proceso hasta la Suprema Corte solicitando la destitución por desacato en contra de los legisladores, esto para marcar un precedente en México.

Algo no se pudo lograrse, luego de que los ministros de la SCJN perdonaron a los diputados al sobreseer el expediente durante tres años, la ratificación del magistrado García ordenada por un juez, que cumplieron hasta el 24 de agosto pasado.