La farmacéutica AstraZeneca consideró que es necesario volver estudiar la vacuna que está haciendo contra Covid-19, junto con la Universidad de Oxford, luego de que resultados mostraron que la efectividad de la dosis fue más alta para quienes recibieron menos.

El presidente ejecutivo de la farmacéutica, Pascal Soriot, dijo que el plan es que en lugar de realizar una fase de pruebas adicionales al procedimiento en Estados Unidos, se llevaría a cabo un ensayo completo para evaluar si una dosificación menor puede funcionar mejor.

“Ahora que hemos encontrado lo que parece ser una mayor eficacia tenemos que validarlo, por lo que necesitamos un estudio adicional.”

El 23 de noviembre AstraZeneca y la Universidad de Oxford anunciaron que los resultados de pruebas mostró que un grupo al que le administraron primero media dosis y un mes después una dosis, tuvo una eficacia del 90 por ciento; en cambio, otro grupo que recibió dos dosis de vacuna con un mes de diferencia, fue del 62 por ciento.

Soriot dijo que debido al percance la aprobación de la vacuna por la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) podría tomar más tiempo porque es poco probable que la agencia autorice vacunas que no se han probado en ese país.

Universidad de Oxford admite equivocación en administración de dudas

La Universidad de Oxford admitió que por equivocación hubo “diferencias” en la administración de la dosis de su vacuna, pero aclaró que los métodos para medir la concentración del antídoto han quedado establecidos.

“Se emplearon dos niveles de dosis, basados en la misma medida de la concentración empleada en la fase I pero, como resultado de una diferencia en el proceso de manufactura para el último estudio, se demostró posteriormente que este método sobreestimó la dosis en los nuevos lotes, lo que resultó en la administración de media dosis como primera dosis”, Universidad de Oxford.

El científico de la universidad involucrado en el proyecto Andrew Pollard explicó que el resultado podría ser porque al dar una primera dosis más pequeña se prepara el sistema inmunológico para responder mejor.