Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

Tradicionalmente el periódico El Norte escoge un candidato, aunque no lo exprese oficialmente. Su línea editorial y las columnas del medio de comunicación (“M. A. Kiavelo”, “Fricasé”) revelan sus preferencias. Para el 2021 una línea es obvia: No están con la 4T, no están con el presidente Andrés López Obrador, no están con Morena, ergo, no están con la candidatura de Clara Luz Flores Carrales.

Alejandro Junco calculaba que Flores Carrales optaría por el PAN, no se logró esa alianza porque se equivocaron de ventanilla. Fernando Canales y Kana Fernández sondearon la posibilidad de la candidatura panista, pero no reparó en que Kana y Fernando ya no movían al partido, esto es, son panistas sin poder. El error lo mantuvo hasta la visita de Alejandro “Alito” Moreno en la reunión en casa de Mauricio Fernández, en su interés porque se diera la coalición PAN-PRI.

Fue entonces cuando trató de emparentar a Clara Luz con la ideología izquierdista de Morena (“Evade Clara decir si firmará juramento con morenistas”), tampoco lo logró; la alcaldesa de Escobedo es socialdemócrata y su candidatura será ciudadana. Eso sí, desde febrero de 2019 pertenece a la 4T al estar al frente de la Conferencia Nacional de Seguridad Pública Municipal.

Andrés Manuel considera a Reforma/El Norte como un medio de la derecha, de los conservadores. Es paradójico que, tácitamente, miembros de la 4T sigan de aliados al interés de uno de sus adversarios, así Tatiana Clouthier, Mario Fernández, Bertha Puga, Horacio Flores, Celia Alonso y otros más. Su “pureza” morenista los convierte en impuros aliados de la derecha.

Alejandro Junco carece de candidato. Había apoyado respectivamente a Fernando Elizondo y a Jaime Rodríguez Calderón en las anteriores elecciones. Finalizada la posible alianza entre el PRI y el PAN ahora mira, y promueve, a Luis Donaldo Colosio como posible candidato de Acción Nacional.

En realidad, Alejandro Junco y El Norte ya no son lo que fueron hace décadas. Su penetración ideológica se reduce año con año; sus problemas económicos y financieros los debilitan. Alguna vez Benjamín Clariond me dijo que el verdadero gobernador de Nuevo León era Alejandro Junco, exageró. A la vuelta de los años quien gobierna mediáticamente es Multimedios: Francisco González y Francisco González. Quien sepa de medios que calle y comprenda.