TMZ, medio estadounidense especializado en noticias del espectáculo, tuvo acceso al certificado de defunción del actor Sean Connery, donde se indican las causas de su fallecimiento. 

De acuerdo al documento, el intérprete de 90 años murió mientras dormía a las 01:30 horas del sábado 31 de octubre pasado, en su casa en Bahamas.

Respecto a las condiciones en que se produjo el deceso, el certificado de defunción indica que este se debió a una falla respiratoria producto de una neumoníaedad avanzada y fibrilación auricular que provoca una frecuencia cardíaca irregular. 

Asimismo, según reveló Micheline Roquebrune, la viuda del actor de origen escocés, este también padecía demencia, lo que -aseguró la mujer- “tuvo verdaderamente efectos negativos sobre él”. 

Connery se hizo conocido sobre todo por sus interpretaciones del agente secreto James Bond, aunque tuvo una amplia carrera en el cine. 

El actor se retiró de la gran pantalla en 2003 y desde entonces vivía recluido en las Bahamas. 

Roquebrune afirmó en noviembre pasado, que el último deseo de Connery era que sus restos quedaran en dos lugares muy importantes para él: su Escocia natal y las Bahamas.