Ante las bajas temperaturas, personal y unidades Protección Civil Nuevo León repartieron la noche de ayer cobijas, chocolate caliente y pan dulce a personas en situación de calle.

Como parte de un Operativo Carrusel, se recorrieron las principales avenidas del centro de Monterrey.

Miguel Ángel Perales, director del área, explicó que el ingreso del frente frío No 17 a la entidad provocó un drástico descenso en el termómetro, con valores de un solo dígito.

La noche de este lunes se presentaron alrededor de 9 grados centígrados; sin embargo, se prevé que en las próximas horas baje a 5 grados centígrados.

“Se verifican los lugares donde hay personas en situación vulnerable para poder atenderlos. Se revisan sus condiciones de salud, se les proporciona cobija y se les ofrece algún alimento o líquido caliente”.

Se prevé que la baja en las temperaturas continúe por el resto de la semana, ante el ingreso de un nuevo sistema frontal el próximo miércoles.

Elementos de la corporación trasladarán a las personas a diversos refugios del estado, como los albergues de la Cruz Roja, DIF Nuevo León, las posadas del Hospital Universitario y el Hospital Metropolitano.