De acuerdo con nuevo estudio de científicos japoneses, el cual ha mejorado el modelo de observación de la Vía Láctea, la Tierra está más cerca de lo que se pensaba del agujero negro supermasivo que está al centro de la galaxia.

Los datos incluidos en el catálogo japonés de astrometría VLBI especifican que la tierra es siete kilómetros más rápida y se encuentra unos 2 mil años luz más cerca de lo que se creía del agujero negro del centro de la galaxia.

Los objetos observados en el catálogo forman parte del proyecto VERA, el cual utiliza varios radiotelescopios en todo el archipiélago japonés, los cuales combinando sus datos producen efectivamente la misma resolución que un telescopio con 2 mil 300 kilómetros de diámetro

Este proyecto comenzó en el año 2000 y gracias a él, los astrónomos han podido refinar la posición de nuestro Sistema Solar en la Vía Láctea, además lograron crear un mapa de posición y velocidad de 99 otros objetos incluidos en el catálogo y calcularon la posición del centro galáctico.

Y aunque a primera vista estos cálculos no parecen tener relevancia, podrían llegar a tener impacto en la forma en que medimos e interpretamos la actividad en el centro galáctico.

Pues anteriormente, la Unión Astronómica Internacional definió la distancia al centro galáctico como de 27 mil 700 años luz y VERA lo acercó a una distancia de solo 25 mil 800 años luz; asimismo, la velocidad orbital del Sistema Solar era de 220 kilómetros por segundo y los nuevos cálculos indican que es de 227 kilómetros por segundo.