En la escuela secundaria experimental Minhang de Shanghái que reabrió sus puertas el mes de octubre, para ayudar a reducir los contagios de Covid-19, se empleó a un robot amarillo en el área de cafetería que realiza las labores de preparar y servir los alimentos.

Este robot chef mide aproximadamente 3 metros de altura, utiliza su brazo mecánico para recoger platos individuales preparados previamentecon huevos al vapor o alitas de pollo fritas, y los coloca en un microondas grande antes de la hora del almuerzo.

Mientras los estudiantes de entre 11 y 13 años ingresan al área, el robot coloca los platos en bandejas que van a una cinta transportadora para que los niños los recojan.

El vicepresidente de la escuela, Song Wenjie, comentó que el robot es mejor que los humanos midiendo la sal y pimienta: “Todo ha ido bien ya que la máquina ha garantizado la seguridad de la comida sin tener que ser tocada por humanos y los platos ahora saben mejor”Song Wenjie

El robot fue donado por la marca de catering Xixiang Intelligent Kitchen, y esta escuela es la primera en usarlo en Shanghai.“Recibimos muchas llamadas después de los informes de los medios sobre este cocinero robótico y estamos firmando muchos más contratos con escuelas y empresas en esos parques de alta tecnología”Shen Wei, gerente de proyectos de Xixiang.

Y es que debido a la pandemia la demanda de robots de servicio en China se ha incrementado, ya que se utilizan para tareas como entregar alimentos y bebidas en restaurantes y para funciones esenciales en los hospitales.