En un juego en el que no mostraron su mejor versión pero aún así les alcanzó para derrotar 19 a 14 a la escuadra de los Cuervos de Baltimore, los Acereros de Pittsburgh consiguieron su victoria número 11 en la temporada y continuaron invictos en la National Football League, para de esa forma a su vez estar cada vez más cerca de los playoffs.

La escuadra acerera enfrentó a un equipo de Baltimore que tuvo múltiples bajas en los dos costados del balón y los cuales no contaron con Lamas Jackson, quien está enfermo por el virus COVID-19.

A pesar de las múltiples bajas que tuvo Baltimore para este duelo frente a Pittsburgh, ni así la escuadra acerera logró mostrar una clara superioridad sobre el equipo de Ravens e incluso el juego estuvo apretado hasta la última jugada del encuentro, cuando los Steelers amarraron ese primero y diez con el que se llevaron la victoria.

La escuadra acerera inició ganando el encuentro tras poner seis puntos en el primer cuarto del partido, aunque después contestó Baltimore en el primer periodo tras un TD de Gus Edwards para irse ganando por diferencia de un punto, 7-6.

Pittsburgh despertó y puso 12 puntos sin respuesta entre el segundo y último cuarto; los primeros seis productos de su Kicker Boswell y los restantes gracias a Juju Smith Schuster, esto iniciando el último periodo, aunque después respondió Baltimore gracias al receptor Trace McSorley, quien recibió un pase de Robert Griffon III, recorrió más de 50 yardas y puso el juego por diferencia de cinco puntos, favorable para Pittsburgh todavía por 19-14.

A pesar de haber jugado mal y de no haber mostrado la mejor versión el propio conjunto acerero, estos alcanzaron su victoria número 11 de la temporada y continúan de invictos en la temporada regular, mientras que Baltimore, equipo que hoy enfrentó múltiples bajas por sus contagios de COVID-19, se puso con un récord de 6-5 y se complicó de gran manera su eventual entrada a unos futuros playoffs.