Ante el registro de lo que calificó como cifras “alarmantes”, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón adelantó ayer que buscarán implementar medidas de restricción más severas para reducir la movilidad.

Luego que este miércoles se confirmaron 784 nuevos positivos de Covid-19, cifra más alta en los últimos cuatro meses, el mandatario estatal condenó que la población haga caso omiso de las recomendaciones de la autoridad de salud.

Es de destacar la ocupación hospitalaria es ya del 50 por ciento y 279 pacientes están conectados a un ventilador artificial.

De seguir así, advirtió, se dará un paso atrás en la reactivación económica.

“Estas cifras son alarmantes: si se mantiene la tendencia a la alza tomaré medidas más severas para reducir la movilidad en el estado”, subrayó.

“Quiero que cada vez que salgan de sus casas o que no sigan las medidas de prevención, piensen en que ese número puede seguir aumentando, y que dentro de las víctimas de este enemigo invisible puede estar un ser amado o incluso, ustedes mismos. Es momento de protegernos para cuidar a nuestros seres queridos”.

Según cifras de la Secretaría de Salud en el Estado, en los ya casi nueve meses de la pandemia suman 103 mil 815 infectados y 5 mil 623 fallecimientos.

A través de sus redes sociales recordó también que la única “vacuna” que tiene Nuevo León hasta el momento es: el correcto uso del cubrebocas.

Destacó  que para que sea efectivo es necesario que se utilice de forma correcta, y no debajo de la nariz, o en la barbilla, como lo usan muchos, exponiéndose a contagios por el virus.

Acción que puede ser sujeta a multas e incluso arrestos.

“Recuerden que en Nuevo León es obligatorio el uso del cubrebocas en espacios y vías públicas, además se exhorta a que se utilice adecuadamente o pueden ser sujetos a multa, trabajo comunitario e incluso a arresto de hasta 36 horas”.

“Hagamos un esfuerzo, es responsabilidad de todos cuidarnos y acatar las medidas de prevención que nos indican los expertos en la salud, no desistan”.