Al tiempo de minimizar las pérdidas por el cierre de comercios durante el fin de semana, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón advirtió que, de no bajar los contagios de Covid-19, cerrarán también de lunes a viernes.

En entrevista, tras encabezar un evento público, refirió que aguantaron mucho tiempo, pero la población hizo caso omiso de las recomendaciones de salud, por lo que se vieron obligados a reducir la movilidad. Sin embargo, de mantenerse la incidencia al alza, ampliarán los cierres.

Aclaró que las decisiones en el tema de salud no se consultan con la iniciativa privada, pero si se notificó previamente de ello a la Cámara Nacional de Comercio y la Cámara de la Industria Restaurantera.

“Si no bajamos los niveles de contagio, y se los digo a Canirac y Canaco así abiertamente, vamos a tener que cerrar totalmente toda la semana y nos va ir peor a todos”, subrayó.

“No tienen por qué molestarse, todos tenemos que cumplir, yo les pido comprensión… los temas de salud no se consultan, se comunican”.

Asimismo, descartó algún tipo de preferencia o favoritismo por la empresa Femsa, dado que tiendas de autoservicio como Oxxo y Seven Eleven permanecerán abiertas. De ampliarse las restricciones, estás también cerrarían sus puertas.

Por otro lado, rechazó que el Gobierno del Estado tenga un mal manejo de la pandemia, pero sí reconoció que se fue flexible al no detener a quienes hacían caso omiso de las medidas de prevención.

“Quizás no meter a la cárcel a todos los que no cumplan con la instrucción que se da”.

“Hemos sido quizás, diríamos, un poco flexibles a que el ciudadano pudiera ser responsable, pero no queremos llegar tampoco con el mazo, y le estamos pidiendo a los dueños de negocios dos fines de semana que nos van a dar un poco de tranquilidad en el sistema hospitalario, y volveremos a abrir”.

Es de destacar que la Canaco calculó las perdidas en 7 mil millones de pesos.

SIN DESABASTO

Tras el anuncio de la Secretaría de Salud de que los centros comerciales estarán cerrados sábados y domingos y que habrá ley seca, como medidas para contener la proliferación de contagios Covid 19, ocasionó compras de pánico.

Este viernes desde muy temprano muchos regiomontanos se apuraron para hacer sus compras. Centros comerciales de los municipios de San NicolásMonterrey y Guadalupe, tuvieron largas filas de compradores para entrar a adquirir sus productos.

Por ejemplo, el HEB que está en  la avenida Universidad en San Nicolás en donde habían unas 60 personas haciendo fila para entrar a comprar.

Ante las largas filas que se presentaron el pasado viernes en los centros comerciales, el secretario de Economía y Trabajo, Roberto Russildi Montellano, recalcó que los supermercados no tienen ningún desabasto, por lo que pidió a la población evitarlas.

El funcionario estatal manifestó que la restricción ahora sí afectó a los supermercados, en busca de ser justos con los demás establecimientos, que contemplaron para que los fines de semana no estén abiertos.