El precandidato Samuel García Sepúlveda presentó su libro “Nuevo León frente a la pandemia“, en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, donde destacó que hoy en día todas las áreas del conocimiento han sido cuestionadas por el Gobierno Federal, siendo que el conocimiento es el punto de lanza para crear y reflexionar.

García Sepúlveda mencionó que la inspiración para crear el libro surgió hace 10 años, y agradeció al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, ser el propulsor que hoy está en boga con el tema del federalismo.

“Me da esperanza que siga habiendo voces que luchan a favor de la libertad de expresión, pues hoy es el momento de defender el derecho a aprender; todos tenemos que defender la FIL de Jalisco”, señaló García Sepúlveda.

En ese sentido dijo que el libro es una continuación de dos materiales anteriores, en donde se abordaron temas del federalismo.

“Este libro es un modelo replicable para todos los estados, básicamente se trata de una relación entre los estados de Jalisco y Nuevo León, ya que somos los estados más afectados por el pacto fiscal, la relación entre Jalisco y Nuevo León vendrá a dar una bocanada de aire a la república”, añadió.

El senador con licencia por Nuevo León contextualizó que hace 80 años el presidente Lázaro Cárdenas propuso lo que hoy el gobernador de Jalisco abandera, que es dar claridad tributaria al país.

“Se necesita poner desde la Constitución, quién cobra qué y para qué. Ahorita los estados cedieron a entregar los impuestos, y no se sabe para dónde van, lo cual provoca un gasto de manera discrecional”, añadió.

“México es más centralista que los países unitarios como es el caso de Canadá, debemos transformar al país en una distribución 60-40 o 50-50”, reiteró.

En su turno, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, reconoció al senador Samuel García como un gran líder joven que ha demostrado capacidad y que junto a su gran equipo, han demostrado que sí se puede cambiar la política tradicional y construir alternativas para el país.

“Nos presenta a Samuel como un hombre con visión de Estado, un poco, lo tengo que decir con cariño para mi amigo, una visión muy distinta a la del personaje de redes sociales, la de un Samuel que conoce su estado, que entiende sus problemas, que viene de un esfuerzo muy largo y una larga lucha que ha acompañado con una formación profesional sólida, con el acompañamiento de su familia; una primera parte del libro que nos explica cómo Samuel está preparado para encabezar un proyecto para el estado de Nuevo León“, detalló.

Alfaro Ramírez destacó al libro como un proyecto ambicioso ya que aborda tres grandes asuntos: El reconocimiento del territorio y sus problemas; la lectura del escenario de Nuevo León frente a la pandemia y la realización de un panorama del federalismo fiscal así como de las implicaciones del pacto fiscal.

“Estoy convencido de que Samuel conoce su estado y en una primera parte demuestra que se ha preparado para encabezar el proyecto en Nuevo León, pues hay conocimiento de la agenda pública y proyecto a futuro”, dijo.

Mencionó que también se muestra una clara ruta de trabajo para hacer frente después de la pandemia

El gobernador jalisciense reiteró la importancia del análisis histórico del pacto fiscal, pues éste demuestra que el diseño no ha funcionado para lo que fue hecho y se convierte en obstáculo.

“Detrás de la propuesta de Samuel, no está el rompimiento per se, no necesariamente es el asunto de abandonar un esquema de entendimiento con la federación, sino construir nuevas reglas y un nuevo convenio.

“Lo que se está planteando en este libro es un trato más justo, donde no se abandone el principio de subsidiaridad a los estados que más lo necesitan; el libro plantea un idea, donde Nuevo León pueda hacer un arreglo para crear un sistema administración tributario estatal”, aclaró.

En ese sentido, Enrique Alfaro subrayó que es factible la creación de un sistema de administración tributaria propio y constitucional, pues los estados están en todo su derecho de agendar una reunión hacendaria para determinar los planes a seguir y de no ser posible que se llegue a un acuerdo, salir del pacto fiscal.

“Lo que la ley mandata, no le conviene a los estados, debemos transformar el sistema fiscal obsoleto, la idea de poner una agenda de futuro y propositiva es muy valiosa para el estado”, finalizó.