A un mes de la detención del general Cienfuegos en Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) envió una propuesta al Senado de la República para modificar la Ley de Seguridad Nacional, con el fin de restringir la actuación de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y otras corporaciones de seguridad extranjeras que operan en México.

Dicha propuesta la dio a conocer el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, quien señaló que la iniciativa del Ejecutivo Federal ayudará a transparentar “un añejo reclamo” sobre la presencia y participación de agentes extranjeros en el país, para que actúen en el marco de la cooperación bilateral.

La propuesta indica que los agentes de la DEA deberán entregar por escrito al gobierno mexicano toda la información que se alleguen en el ejercicio de sus funciones y exigirá que se presente un informe completo a la Secretaría de Relaciones Exteriores.

En el decálogo publicado por Monreal en su sitio web, se destaca que otro de los objetivos es que los agentes extranjeros no tengan ninguna inmunidad en caso de incurrir en la comisión de delitos o por infringir las disposiciones normativas que prohíben a personas extranjeras el ejercicio de funciones reservadas a las autoridades mexicanas.

“Eso no va a suceder”, asegura Mike Vigil, exjefe de operaciones internacionales de la DEA, sobre la entrega de toda la información.

“Lamentablemente, existe una corrupción endémica dentro del gobierno (mexicano). Se va a filtrar, comprometerá a los agentes, comprometerá a los informantes”Mike Vigil. Exjefe de Operaciones Internacionales de la DEA

De acuerdo con Vigil, esta propuesta plan resultaría contraproducente para México, pues, argumenta, el 90% del intercambio de información va de la DEA a México, en lugar de México a Estados Unidos. La gran mayoría de los éxitos antidrogas en México provienen de información de la DEA.