En lo que llamaron un verdadero ejemplo de unidad, Nuevo León arrancó de manera oficial la consulta ciudadana en torno al Pacto Fiscal.

Disponible de manera virtual desde el 6 de diciembre y hasta el 28 de febrero, el ejercicio pone a consideración de la ciudadanía si cree necesario la modificación de la fórmula federal para la repartición de recursos.

Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, acompañado de diputados locales, aclaró que no se trata de salirse del pacto ni de quitar dinero al resto de las entidades.

La meta, precisó, es recibir un trato más justo y equitativo por parte de la Federación.

“Nadie está planteando, y menos Nuevo León, el retirarse del pacto federal, ni siquiera se está planteando el retirarse de la participación de la bolsa en la Ley de Coordinación Fiscal en el país”.

“Lo que realmente se está planteando es: ¿Crees que las condiciones con las que hoy es tratado Nuevo León son justas? La idea de Nuevo León no es maltratar el ingreso de otros estados, la idea de Nuevo León es reducir los ingresos que tiene la Federación para poderlo repartir mejor en otros estados, queremos que quede claro eso”, explicó. 

Los interesados en participar deberán visitar el portal nuevoleondecide.mx, y proporcionar sus datos personales, evitando así la doble participación.

Una vez que la pandemia de Covid-19 lo permita, se instalarán kioscos digitales en puntos estratégicos para personas que no cuentan con internet.

Al respecto, Luis Susarrey, Diputado local del Partido Acción Nacional, reiteró que la consulta ciudadanía se efectúa a propuesta del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Fue el propio Presidente el que dijo que si en las entidades federativas no estábamos de acuerdo con las fórmulas actuales que contiene la Ley de Coordinación Fiscal pues que lo consultáramos con los ciudadanos”.

Opinión compartida por, Luis Donaldo Colosio, diputado Movimiento Ciudadano, quien exhortó a la sociedad a emitir su voto en un tema tan importante para reformular la repartición de recursos a las entidades del país.

“La idea es que esta sea una herramienta de todas las entidades, no solo  para ejercer la presión de  parte de sus gobiernos si no respaldada por la opinión pública de las personas que habitamos en cada una de las entidades”.